12 talentos juveniles del Sudamericano Sub 20 juegan en ligas ‘TOP’

Cazatalentos y periodistas llegaron al estadio Olímpico Atahualpa para ver en acción a los nuevos talentos del Sudamericano Sub 20, la tarde del lunes.

Los ‘scouts’ tenían el objetivo de observar a los cracks con condiciones para emigrar a clubes del exterior, mientras que los cronistas querían sacarle palabras a Santiago Bueno, la nueva perla de la región. Bueno se quedó en la banca de suplentes de Uruguay en el encuentro contra Argentina. Pero era la novedad del día: en su país anunciaron que el 80% de sus derechos deportivos fueron transferidos al Barcelona de España por USD 1 millón. Su empresario, Pablo Boselli, ratificó la transferencia del jugador, en Montevideo.

Bueno tiene 18 años y aún no debuta en la Primera División del Peñarol. Pero el Barcelona le hizo un seguimiento desde hace tres años y decidió ficharlo finalmente por su convocatoria a la Selección charrúa Sub 20 para el torneo juvenil, que se realiza en Ecuador. Según el Diario Mundo Deportivo, el zaguero tiene el carácter de Diego Godín y la clase de Gerard Piqué, ícono del Barça.

Bueno juega en su selección con otro talento, Rodrigo Betancurt, quien hace tres meses acordó su vinculación a la Juventus de Italia. El mediocampista tiene 19 años y se quedará algunos meses más en Boca Juniors antes de partir al equipo de la ‘Veccia Signora’.
Otras figuras juveniles también se destacan en el Sudamericano: los brasileños Caio (quien está en las juveniles del Atlético de Madrid), Rogerio (Juventus) y Lucas Cunha (Sporting Braga). Además, están los colombianos Luis García (del Rayo Vallecano español) y Julián Quiñones (del Tigres de México) y el venezolano Yeferson Soteldo, el ‘10’ del Huachipato de Chile.

La mini-Tri también cuenta con seleccionados que juegan en el exterior: Gabriel Carabalí (Colo-Colo de Chile), William Vargas (Boca Juniors), Pervis Estupiñán (Granada de España) y Bryan Cabezas (del Atalanta de Italia). Ellos están en las divisiones formativas, pero aspiran llegar a los equipos principales.

En total, cinco de las seis selecciones que compiten en el hexagonal del Sudamericano cuentan con 12 seleccionados en planteles fuera de su país.

El resto de futbolistas de estas selecciones (124), pertenecen a equipos de sus países. Algunos de ellos sueñan con emigrar a las grandes ligas europeas tal como Santiago Bueno. Este propósito suele concretarse si cumplen buenas actuaciones en los partidos del Sudamericano, expresa el empresario Jorge Guerrero.

El intermediario, que se mueve en el balompié ecuatoriano, indica que los campeonatos juveniles son la principal vitrina para que los prospectos sean evaluados. Para el Sudamericano se acreditaron 233 ‘observadores’, quienes tienen la misión de llevar informes de los deportistas a clubes de América y Europa.

Fuente: www.elcomercio.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*